La era de la transformación de la IIdC

La capacidad de reunir y analizar grandes cantidades de datos de todas partes de la cadena de valor de producción y usarlos para optimizar procesos —tanto en tiempo real como de forma predictiva— es uno de los principales impulsores de la fabricación inteligente y ofrece un potencial innovador a las empresas industriales, desde los fabricantes hasta los productores de energía.

En el mundo de los datos actual, la criticidad del análisis y de la IIdC para los procesos en tiempo real hace que sea indispensable contar con el 100% de la disponibilidad en la periférica para tomar decisiones y para un nivel de operación óptimo. Esto es algo que se debe abordar desde el principio; no como una reacción a los resultados. Los sistemas tienen que ser autónomos y capaces de identificar y solucionar problemas sin intervención humana. Además, la necesidad de que todas las “cosas” estén interconectadas y operen en conjunto llevará a la necesidad de estándares.

Para la mayoría de las empresas industriales, la ruta hacia la IIdC será un camino evolutivo. Para poder aprovechar el potencial de la automatización inteligente controlada por datos masivos de próxima generación, necesitará modernizar las bases sobre las que se apoya. Y eso significa analizar con mucha atención la tecnología operativa existente.

Modernizar la infraestructura proporcionará grandes beneficios en términos de confiabilidad y capacidad de administración de forma inmediata, y creará una plataforma sólida preparada para el futuro sobre la que pueda elaborar la estrategia de IIdC de tu organización.

“Las soluciones de disponibilidad continua que reducen la complejidad del sistema y aumentan al mismo tiempo la simplicidad operativa son un requisito obligatorio para la fabricación inteligente” —dijo Craig Resnick, vicepresidente de ARC Advisory Group—. “Las empresas industriales requieren soluciones basadas en el conocimiento que permitan la implementación de tecnologías, como internet industrial de las cosas (IIdC), datos masivos, análisis, extremo y nube, sin interrupciones en un entorno autónomo y convergente en el que una fuerza de trabajo en evolución y redimensionada pueda aprovechar al máximo todos los beneficios empresariales de la disponibilidad continua con un mínimo de capacitación y experiencia”.

Craig ResnickVicepresidente, ARC Advisory Group

Stratus proporciona soluciones de disponibilidad indiscutidas que le quitan la complejidad a la disponibilidad para las organizaciones que buscan aprovechar la IIdC. Con disponibilidad tolerante a fallas, simplicidad operativa e información de rendimiento que abarca los entornos conectados, Stratus asegura que las empresas que tienen infraestructuras críticas automatizadas preparadas para el futuro nunca experimenten tiempo de inactividad no planificado y ahorren así millones en pérdidas y eviten el daño a su reputación.

“PartnerNetwork, de Rockwell Automation, es fundamental para ayudar a los clientes en el camino a obtener ‘la empresa conectada’, y Stratus ha sido un miembro activo del Programa de Recomendación de Productos Encompass desde 2006” —dijo Paula Bognar, gerente del Programa de Recomendación de Productos Encompass de Rockwell Automation—. “La innovación dirigida a la IIdC es un gran avance para abordar las necesidades cambiantes que los fabricantes enfrentan en la actualidad. Las soluciones de virtualización, como la infraestructura always-on de Stratus para la IIdC, pueden proporcionar escalabilidad por medio de una conectividad flexible y un intercambio fiable de información entre la planta y la empresa”.

Paula BognarGerente del Programa de Recomendación de Productos Encompass, Rockwell Automation

“Stratus es el socio al que recurrimos cuando queremos brindar el máximo nivel de disponibilidad a nuestros clientes en los sectores de agua, aguas residuales, gas, ciencias biológicas y alimentos y bebidas” —dijo Tom Schiller, Presidente de AutomaTech—. “Estos clientes necesitan operar las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y no pueden permitirse ni un minuto de tiempo de inactividad. Los sistemas de Stratus son tan confiables que muchos de nuestros clientes llevan entre 5 y 10 años usando el mismo sistema. Esto, combinado con la complejidad reducida que brindan para los entornos virtualizados, será aún más importante a medida que la automatización industrial evolucione hacia la IIdC”.

Tom SchillerPresidente, AutomaTech

 Recursos para la IIdC