Máxima fiabilidad para las aplicaciones virtualizadas

A medida que la virtualización se populariza, las cargas de trabajo de las máquinas virtuales asumen proporciones críticas para los negocios. Las empresas están buscando virtualizar las aplicaciones de nivel 1 e incluir diseños de infraestructura de nube en sus estrategias de TI.

Detrás de este creciente interés en virtualizar las infraestructuras de TI, hay una variedad de tendencias.

Automatización del lugar de trabajo – Las industrias con procesos repetitivos que fueron tradicionalmente llevados adelante con intervención humana —como los sistemas de administración de logística y los sistemas de automatización y seguridad de edificios— han implementado procesos automatizados para obtener mayor eficiencia. A medida que más y más empresas implementan la automatización, la disponibilidad de los servidores se vuelve más importante.

Aplicaciones de autoservicio – Los consumidores se acostumbraron rápidamente a la experiencia de compra en línea.  En 2012, las operaciones de comercio electrónico en los EE. UU. alcanzaron los 289.000 millones USD, y las proyecciones para 2016 llegan a los 361.900 millones USD.  Las empresas se benefician considerablemente de tener uno o varios servidores que permitan que cientos —o incluso miles— de consumidores atiendan sus propias necesidades por medio de aplicaciones y sin necesidad de interacción humana.  Pero cuando estos servidores fallan, el negocio se detiene, la satisfacción del cliente cae, y los compradores buscan otras opciones.

Conectividad ubicua a dispositivos móviles. El acceso a datos y las operaciones de computación desde cualquier lugar, entre otros servicios, deben estar disponibles para que los empleados puedan trabajar de forma remota y para que los consumidores puedan acceder a la información que necesitan.

Dado que los empleados y los consumidores se sienten cada día más cómodos con la tecnología y las empresas se valen de la virtualización para aprovechar al máximo cada proceso, se presentan riesgos cuando alguno de los servidores involucrados tiene problemas de disponibilidad.  La prevención del tiempo de inactividad de los servidores representa ahorros de tiempo y dinero tanto para las empresas como para los consumidores.  La recuperación del tiempo de inactividad —incluso de corta duración— es muy costosa en un mundo siempre conectado.  Cuando se trata de virtualización, la necesidad de fiabilidad a toda prueba aumenta exponencialmente.

Ya sea que se trate de un centro de datos con mucho personal en una gran empresa, una pyme sin experiencia en TI o esté buscando soluciones de disponibilidad perfectas para la informática periférica (edge computing), ofrecemos una variedad de soluciones de virtualización diseñadas para sus requisitos específicos.  Nuestras soluciones hacen posible la rápida implementación de infraestructuras siempre conectadas, desde servidores empresariales hasta nubes, sin cambio alguno en sus aplicaciones y sin necesidad de experiencia especializada. Nuestro equipo integra servicios de supervisión continua con hardware y software siempre conectado y tecnología de virtualización para proporcionarle la fiabilidad que su entorno virtualizado requiere.